Cómo arreglar las seis averías más comunes de un motor fueraborda

0
1278
Avería motor fueraborda

Con el uso, los motores fueraborda pueden presentar algún tipo de averías que darán más de un dolor de cabeza, sobre todo, si no se sabe de dónde viene el problema. Por esta razón, desde Portal Náutico vamos a elaborar una lista de los fallos más comunes en los propulsores fueraborda:

El fueraborda no arranca:

Si el motor fueraborda no arranca, son diversas las causas que pueden provocar que no funcione como debería.

Problemas con el combustible

Uno de los motivos más comunes por los que el motor no arranque es el combustible. Esto puede deberse a diversos motivos: la gasolina está en mal estado, no hay suficiente combustible en el tanque o bien existe un problema en el conducto de llegada del carburante al motor. E incluso, en menores ocasiones, el fueraborda se puede encontrar “ahogado”, lo que significa que ha llegado un exceso de combustible debido a que el starter ha permanecido abierto durante mucho tiempo.

Problemas con las bujías

Las bujías son un accesorio mecánico fundamental en los motores. Su función de producir la chispa para que el combustible se queme, la convierten en imprescindible para un correcto funcionamiento del propulsor.

Un fallo en la bujía provocará que el motor no arranque, por lo que se deberá limpiar o sustituir por una nueva. En cambio, si la bujía presenta restos de aceite, lo mejor es acudir a un taller mecánico para que revise el fueraborda.

Motor fueraborda reparación

El fueraborda arranca, pero se para

Si el motor arranca pero se para, puede deberse a que la llave posterior de transporte no esté abierta. Otro de los problemas más comunes es que la palomilla del depósito se encuentre cerrada o que se haya salido la goma del combustible de sus conexiones.

En este caso, el motor arranca porque quedan restos de carburante en el interior, pero no lo suficiente como para mantenerlo encendido.

El fueraborda arranca, pero se cala

Si el motor arranca pero se cala al meter la marcha es probable que el ralentí este muy bajo y no soporta la bajada de vueltas sin pararse.

Este problema tiene fácil solución y solo se necesitará el destornillador adecuado. Para subir el ralentí, se abre la tapa y se utiliza el destornillador para girar levemente el tornillo de este.

El fueraborda está muy acelerado y dificulta meter la marcha

Esto significa que ocurre todo lo contrario que en el paso anterior. Si antes el ralentí estaba demasiado bajo, en esta ocasión se encuentra demasiado alto. Para corregirlo, es conveniente realizar el mismo paso que para bajarlo pero a la inversa. Es decir, el tornillo se girará en sentido contrario a las agujas del reloj. Esta solución sirve también para cuando la marcha rasca en exceso.

Carburador de fueraborda

El fueraborda gira pero la semirrígida no avanza

Este problema puede deberse a varias situaciones diferentes, convirtiéndolo en uno de los problemas que mayor malestar genera entre los navegantes.

Plástico enganchado en la hélice

Una de las causas de que la embarcación no avance es que un plástico se encuentre enganchado en la hélice. En este caso, la solución es muy sencilla y basta con retirar el plástico.

Rotura del pasador de seguridad

La rotura del pasador es otro de los motivos que pueden provocar que la semirrígida no se desplace. Sustituirlo no es una misión demasiado complicada, pero para realizar el cambio con garantías, lo mejor es hacerlo en tierra, ya que dentro del mar será casi imposible. Estos repuestos se pueden adquirir en una tienda náutica.

Helice de fueraborda

El fueraborda no refrigera

Esto puede deberse a que se haya soltado la goma cuya función es que el agua salga al exterior, lo que provoca que el motor se llene de agua. Para solucionarlo, será necesario abrir la tapa y reponer el tubo en su conexión de salida. Tras conectarlo, el problema habrá desaparecido.

Si la goma se encuentra conectada, el problema puede que se deba a una obstrucción de la vía de salida del agua. Para limpiarla, lo conveniente es hacer uso de un alambre fino para retirar los restos de alga que han podido quedar en el interior.

Cómo evitar averías en el fueraborda

La mejor solución para evitar este tipo de averías es realizar un mantenimiento adecuado y periódico del motor fueraborda. Si se realiza con garantías y el motor se encuentra a punto, es muy difícil que aparezcan estos tipos de contratiempos durante la navegación.

Dónde comprar recambios para un motor fueraborda

Lo mejor para realizar el mantenimiento o reparación de un motor fueraborda es acudir a una tienda náutica especializada en este tipo de servicio y productos. En  Portal Náutico, recomendamos Todoneumáticas, la empresa líder en el sector que destaca por la gran calidad de sus productos.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here