Cómo realizar un buen mantenimiento de una semirrígida

2
267
Mantenimiento de una semirrígida

Las semirrígidas son una de las embarcaciones preferidas por los españoles debido a su relación calidad-precio, y por las altas prestaciones que ofrecen.

Si a esto le sumamos lo económico y sencillo que resulta su mantenimiento, la convierten en la elección ideal tanto para uso recreativo, pesca, profesional o de apoyo. Pero estos son motivos que ya conoces de sobra, así que, desde Portal Náutico, os vamos a dar una serie de consejos para realizar un buen mantenimiento de tu semirrígida y que luzca como nueva.

Lavar el flotador

La primera recomendación tras navegar con una semirrígida es limpiar la superficie con agua dulce. De este modo, evitaremos que la sal se solidifique en nuestro flotador y produzca un deterioro de este.

Una vez aclarada por fuera, lo recomendable es utilizar un cepillo para eliminar los restos que hayan quedado en el flotador e interior de la lancha.

Es importante utilizar productos especiales para la limpieza de embarcaciones, ya que debido al desconocimiento en este apartado, es frecuente ver a personas que utilizan jabón genérico, pudiendo dañar la embarcación.

Por este motivo, es conveniente saber que limpiar la Rib no es lo mismo que hacerlo con un barco tradicional, ya que este incluye accesorios inflables como el flotador; que necesita ser limpiado con Gommostrip, un quitamanchas especial para PVC e Hypalon que no daña el tejido.

mantenimiento de semirrígida lavado flotador

Proteger la tapicería de los asientos

Si tienes incorporado en tu Rib asientos acolchados y tapizados, es fundamental que realices un mantenimiento para que evitar que se dañen. Para ello, aconsejamos el uso de Euromeci Leather, apto para limpiar, reavivar y abrillantar el cuero de asientos, tapizados, lonas, toldos y otros tejidos de tu embarcación.

Pero no solo basta con una buena limpieza, ya que la exposición prolongada al sol podría provocar un deterioro del tejido. Para evitarlo recomendamos utilizar fundas para lanchas, fáciles y rápidas de colocar, a la par que efectivas.

Limpiar el casco

El casco de una embarcación está en constante contacto con el agua, exponiéndolo a multitud de agentes externos y microorganismos que se adhieren a su superficie. Por este motivo resulta de vital importancia utilizar Euromeci Forte, un limpiador especial para fibra de vidrio. Con este spray eliminará de forma rápida y efectiva las manchas y coloración superficial del casco; así como restos de aceite, óxido y algas para un correcto mantenimiento de una semirrígida.

Imperfecciones en el casco

Es importante revisar si el casco presenta alguna ralladura, fisura o grietas que se han podido producir durante la navegación. Para repararlas aconsejamos el uso de masilla de fibra de vidrio, con objeto de evitar males mayores.

Estanqueidad del casco

Es recomendable abrir el tapón de vaciado del doble fondo del casco para comprobar si hay existencia de agua. Lo normal es que no, aunque es posible que en ocasiones se filtre una pequeña cantidad. Si, por el contrario, el agua es abundante, es importante revisar el problema y solucionarlo.

Además, es necesario revisar la estanqueidad de los distintos departamentos del casco para ver si existe presencia de humedad, o si se ha filtrado agua del mar o lluvia. Igualmente es preciso ojear las juntas de pegado de la consola y asientos para evitar filtraciones y asegurar el buen mantenimiento de la semirrígida.

Limpiar los accesorios de metal

Debido a la intemperie, el acero inoxidable de la embarcación puede presentar signos de suciedad y pérdida de brillo. Para evitarlo, es importante realizar una buena limpieza cada vez que se utilice la embarcación. Si por el contrario ya presenta dichas marcas, es recomendable utilizar pulimento náutico para metales. Con este producto, las piezas de acero quedarán como nuevas recuperando su brillo original.

Revisar y hacer mantenimiento del motor

Mantener el motor en perfectas condiciones es imprescindible, tanto en los fuerabordas como en los intrabordas. Para conseguirlo, es necesario seguir las recomendaciones del fabricante y realizar un cambio de aceite y filtros, así como una revisión periódica. Nuestros expertos recomiendan que el primer cambio en motores nuevos se realice a las 50 horas de uso, pasando a las 100 horas en las posteriores revisiones, además de la aplicación del lubricante correspondiente en las boquillas de engrase del propulsor.

Pero no debemos conformarnos con revisar el aceite y los filtros, ya que es  oportuno revisar que las conexiones de la batería estén limpias y apretadas correctamente, además de verificar que la hélice del propulsor no presenta daños.  También se recomienda comprobar el funcionamiento de la bomba de achique y el tapón de drenaje.

Mantenimiento motor fueraborda

Revisar el circuito de combustible

Un factor que presenta una gran amenaza, tanto interna como externamente es la presencia de agua de mar o de lluvia en el motor.  Por ello, es importante enjuagarlo con agua clara y comprobar el circuito de refrigeración.

Con el fin de evitar problemas futuros en el propulsor, recomendamos la instalación de un filtro separador de combustible y agua para que el carburante llegue lo más limpio posible al motor.

Es conveniente comprobar la lubricación de la unidad inferior y del engranaje, así como de la bomba de agua, correas y mangueras, bujías, conductos de admisión de aire, termostatos y válvulas de descarga.

Revisar la dirección

La dirección es un elemento fundamental para un buen manejo de la embarcación. Tanto si dispones de una dirección hidráulica como una mecánica, es imprescindible realizar un mantenimiento periódico para que la conducción resulte lo más placentera y eficaz posible. Así pues, en las direcciones hidráulicas es necesario comprobar el estado del líquido de dirección y que no existan fugas en los latiguillos para garantizar el buen estado de los pistones. En cuanto a la dirección mecánica, solo será necesario revisar y engrasar sus elementos para que sigan funcionando correctamente.

mantenimiento dirección hidráulica

Revisar y sustituir los ánodos externos

Los ánodos son unas piezas de metal conocidas porque se “sacrifican” con el fin de evitar que el motor se dañe. Sin ellos, los componentes metálicos del motor se corroerían mucho más rápido. Así que, resulta vital sustituirlos cada cierto tiempo, ya que no hacerlo podría tener consecuencias catastróficas para el propulsor.

Siguiendo estos consejos en el mantenimiento de una semirrígida, te aseguramos que no tendrás problemas para que luzca tan radiante y bonita como el primer día.

El mantenimiento de una semirrígida es una inversión

Insistimos. Jamás consideres un gasto el hacerte con lo necesario para mantener en el mejor estado tu embarcación. El mantenimiento de una semirrígida es una inversión. Le estás alargando la vida.

Una embarcación que puede funcionar durante décadas, podría no superar los primeros 5 años si no reparamos en los cuidados necesarios y oportunos.

Por otro lado, a ningún navegante le gusta convivir con un deterioro evitable de los elementos de la embarcación: ruidos innecesarios en el fueraborda, decoloración del flotador, degradación del tejido de la tapicería… Y nos dejamos los más graves, que suelen venir derivados de hacer caso omiso de los niveles de aceite, o de la ausencia de un endulzado periódico de la embarcación y sus accesorios.

Cuida tu embarcación, y recuerda que si necesitas una puesta a punto, conocemos dónde pueden ayudarte a conseguirlo. Contacta con nosotros y te diremos los talleres náuticos en los que confiamos.

 

- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Hola buenas. Soy Rubén, un cliente vuestro. Bueno, no he comprado muchas cosas, pero lo que me va haciendo falta os lo voy pidiendo, que por cierto muy rápido las entregas.
    Muy buen contenido en este enlace. Enhorabuena.
    Me gustaría saber los talleres náuticos en los que confiáis más cercanos a mi zona.
    Yo vivo en un pueblo de cuenca llamado Villagarcia del Llano. Estoy a media hora de Albacete y a 1 hora de Valencia.
    Me gustaría que le hicieran un chequeo general a mi Narwhal WB 420. Tanto del motor, como de la propia embarcación.
    La tengo bastante bien cuidada, ya que le hago muy poquitas horas, y de momento la saco en agua dulce. La última vez que la saqué en agua salada, le hice su endulzado por todo. Así que nada. A ver qué taller es el que tengo más cercano, para asegurarme de que mi embarcación la tengo en condiciones, de lo contrario, que me dijeran lo que no está bien, y en ese caso remplazar o cambiar lo que haga falta. Espero contestación vuestra.
    Muchas gracias por todo.
    Un saludo.

    • Hola, Rubén. Lo primero, muchas gracias por valorar el trabajo que hacemos desde la redacción de Portal Náutico, ya que nuestro objetivo es que los contenidos publicados sean de interés para nuestros lectores y resulten útiles. En cuanto a la consulta, te facilitamos un enlace con los reparadores de confianza de toda la geografía española.
      Esperamos haberte servido de ayuda una vez más, y que puedas seguir disfrutando de la Narwhal mucho tiempo.

      Un saludo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here