Qué material debo elegir para el depósito de combustible

0
255
Depósito de combustible en semirrígida

Cuando decidimos coger nuestra embarcación para salir a pescar o para disfrutar de la navegación y las vistas con nuestros familiares o amigos, una de las mayores preocupaciones es quedarnos sin combustible. Para evitarlo, es conveniente hacerse con un depósito de combustible.

Este es un miedo más que real, ya que si nos quedamos sin combustible en medio del mar, no habrá otra solución que ponernos a remar.

Uno de los métodos que suelen utilizar algunas personas es llevar consigo un depósito de combustible portátil, pero esto puede generar problemas. Además, resulta incómodo tener que parar el motor y repostar, sin hablar de la necesidad de tener un espacio amplio de almacenaje donde guardarlo.

Instalación de un depósito de combustible

Llegados a este punto, la mejor solución es la instalación de un depósito de combustible en nuestra embarcación. Los hay de diferentes tamaños y materiales, por lo que la decisión de cuál elegir dependerá de nuestras exigencias, preferencias y gustos.

Para ayudarte en la elección, vamos a diferenciarlos en tres tipos de materiales: polietileno, aluminio y acero inoxidable.

Depósito de polietileno de alta densidad

Este material es usual para depósitos de hasta 87 litros, ya que es un material resistente y que aísla bastante bien el combustible.  Gracias a su ligereza y peso reducido, la mayoría de depósitos portátiles están fabricados en polietileno., ya que hacerlos de otro material como aluminio o acero provocaría un aumento de peso considerable.

Depósito de acero inoxidable naval

Es un material adecuado para depósitos de combustible siempre que se utilice pintura de zinc en su exterior. El acero inoxidable es el material más higiénico de todos, ya que al ser inertes no reaccionan con el agua. No obstante, en el combustible depositado en él puede generarse suciedad, por lo que si no se realiza un buen mantenimiento y se apura el combustible hasta la reserva, podría afectar al funcionamiento del motor.

La gran desventaja es su elevado precio en dimensiones elevadas en comparación con el polietileno o el aluminio.

Depósito de aluminio

Es la mejor opción posible para depósitos de combustible. Entre sus cualidades destacan el perfecto aislamiento con el exterior y la inexistencia de electricidad estática. Este es un factor vital, ya que el combustible es altamente inflamable y toda precaución es poca para evitar males mayores.

Además, gracias a su material de fabricación, son los depósitos más limpios del mercado, por lo que evita la generación de suciedad que puede acabar afectando al funcionamiento del motor.

En cuanto a su precio, suelen ser más elevados que los de polietileno, pero las prestaciones, limpieza, durabilidad y aislamiento también son mayores.

¡Cuidado con el tipo de material para depósitos de combustible!

Un factor vital a la hora de adquirir un depósito es diferenciar para qué lo queremos, debido a que existen depósitos para agua dulce o combustible. Por esta razón, debemos evitar utilizar fibra de vidrio para almacenar combustible, ya que esto podría dañar la superficie y la pintura de la embarcación.

Black Friday

El asentamiento del Black Friday en España ha conseguido que cada vez sean más las empresas que decidan subirse al carro y poner artículos de descuento en sus tiendas, llegando como no, al mundo de la náutica. Así pues, podrás encontrar depósitos de combustible para barcos con ofertas muy atractivas que lo dejan a un precio francamente asequible, sobre todo para la función que desempeñan.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here