18 consejos para el mantenimiento del motor del barco

0
2223
Consejos para el mantenimiento de motor fueraborda

El cuidado del propulsor es importantísimo para alargar la vida útil de este. Así que, para prevenir problemas futuros, os dejamos 18 consejos para sobre el mantenimiento del motor:

2. Usar el combustible adecuado

Con la subida del precio del carburante, son muchas personas las que deciden utilizar el carburante low cost para ahorrar unos céntimos de euros. Por este motivo, es necesario prestar especial atención al combustible que utilizamos, ya que una mala elección, además de dar un peor rendimiento, puede estropear pistones, anillos y cilindros. En este punto también es conveniente saber como usar nuestra embarcación y así reducir el consumo considerablemente.

Soy un bloque de texto. Haz clic en el botón Editar para cambiar este texto. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

3. Evitar la corrosión

Manten los conectores eléctricos del motor cubiertos con vaselina o protector que repele la humedad y limpiarlos con un limpiador específico para conectores. Se recomienda  pasar un trapo húmedo con agua dulce de vez en cuando, para quitar los cristales de sal y evitar la corrosión. Si las marcas ya existen, recomendamos el uso de INOXTONE para eliminarlas.

Quita óxido para limpieza de barcos Inoxtone
Euromeci Enginet

4. Apagar el interruptor

Cuando cambies el selector de batería estando el motor en marcha, nunca pase por la posición Off (apagado). En ese microsegundo, mientras se cambia de la posición 1 a la 2 pasando por OFF, la salida del alternador no tiene a donde ir. Esto puede apagar el diodo y estropear el alternador.

5. Colocar el cojinete correctamente

Si reemplazas la hélice de un fueraborda o de un intraborda no olvides volver a poner antes el cojinete de propulsión en su sitio. No hacerlo tendría consecuencias catastróficas para el motor. En este punto es importante hacer uso de una cuña de madera para bloquear la hélice al apretar y aflojar la tuerca central.

6. Utilizar recambios originales

Con el fin de ahorrar en las reparaciones del motor está muy extendido el uso de marcas genéricas. Esto puede conllevar un problema, ya que al no ser un producto específico de la propia casa, podría provocar una avería. Así pues, como norma general, recomendamos el uso de recambios originales, así como mantener el motor limpio.  Para una buena limpieza se debe utilizar Enginet, un producto desengrasante no abrasivo.

7. Revisar restos de arena en el motor

Los motores de chorro de agua permiten adentrarse en aguas poco profundas, pero hay que tener precaución. Estos motores usan parte del agua que succionan para refrigerarse, por lo que si hay arena o suciedad, el sistema de refrigeración puede llegar a obstruirse. Por eso, es importante respetar una profundidad mínima; o al menos navegar rápido, para que el barco suba y el motor use agua de la capa más cercana a la superficie. Pero esto siempre va a tener un riesgo si no se hace bien y con conocimiento.

8. Utilizar los filtros correctos

Los motores de diesel y gasolina deben tener dos filtros. El primer filtro debe ser el más grueso (30 micras), y el más fino (2 micras). De esta forma se reparte la carga de filtrado, y se alarga la vida útil de los filtros y el motor.

Filtro decantador de gasolina para fuerabordas
Filtro de aceite Yamaha para barcos

9. No arrancar nunca el motor sin agua 

Al probar el motor con el barco varado y sin estár la hélice sumergida en agua, aunque sea por unos segundos, puede dañar el impulsor de la bomba, ya que esta usa agua para lubricar. Para desalinizarlo, recomendamos hacer uso de un bidón lleno de agua dulce, donde irá metida la cola del motor o adquirir un acople para la manguera que, con unas ventosas, se incorpora a las tomas de agua de refrigeración que se encuentran en la parte inferior de la cola.

10. Consultar el tipo de anticongelante

Sigue las instrucciones del fabricante, no siempre usar anticongelante puro es mejor. En ocasiones es necesario mezclarlo con agua, ya que el anticongelante tiene una temperatura de ebullición mayor que el agua. Esto significa que retiene más calor y es más probable que el motor se recaliente.

11. Revisar los calibradores

Inspeccione los indicadores regularmente para evitar sustos en el futuro. Una forma muy práctica para hacerlo es ajustar las agujas de forma que estén totalmente verticales cuando el funcionamiento es correcto. De esta manera es más fácil detectar cuándo se produce un cambio.

13. Comprobar si existe vibración excesiva al planear

Si tu raíl de proa comienza a agitarse cada vez que el barco empieza a planear, pero no lo sientes en el casco, es probable que una de las aspas de su hélice esté doblada. Una vibración solo a determinadas revoluciones puede significar que hay que equilibrar la hélice. Cuando es el barco completo el que se agita a cualquier velocidad, el motor y el cigüeñal están desalineados.

14. Escuchar tu motor

Un ruido agudo puede indicar que hay una correa floja o suelta. Unos golpecitos metálicos y al ritmo de las revoluciones del motor puede significar que hay algún problema con las válvulas, los elevadores o los balancines. Chirridos metálicos pueden venir de un cojinete de la bomba de agua que se encuentra suelto. Si el escape hace más ruido de lo normal, probablemente sea porque esté recibiendo poca agua de refrigeración, por tanto hay que comprobar la bomba de agua inmediatamente. Por ello, es recomendable prestar atención al motor para evitar averías mayores.

15. Colocar el sensor del termostato hacia dentro

Es un error frecuente instalar el termostato del motor con el sensor hacia afuera, por lo que si el motor se sobrecalienta, se enterará cuando sea demasiado tarde y empiece a salir humo del motor. Para evitarlo, recomendamos instalar el sensor hacia dentro para detectar a tiempo una temperatura elevada del propulsor.

16. Cambiar abrazaderas por otras de acero inoxidable

Asegúrate de que las abrazaderas de las mangueras y el tornillo son de acero inoxidable. Una abrazadera estropeada acarreará fugas de agua o de combustible, pudiendo provocar una avería, por lo que resulta conveniente revisarla y sustituirla, ya que resultan muy económicas como para correr el riesgo.

Abrazaderas inoxidables para barcos
Aceite sintético para semirrígidas. Consejo para mantenimiento de motor Consejo para mantenimiento de motor

17. Usar el olfato

Un motor tiene un “olor normal característico”, trata de memorizarlo, porque los cambios en el olor pueden indicar problemas. Un olor a goma quemada puede venir de un rotor de la bomba de agua funcionando en seco, insuficiente agua de refrigeración en el escape, un deslizamiento de la correa o un fallo en el motor de popa. Un ligero aroma a aceite quemado puede ser debido a que el motor está sobreesfonzándose. En cambio, si el olor es más fuerte, hay una fuga de aceite cayendo sobre el motor caliente. Un olor dulzón indica una fuga de anticongelante. El olor a cable quemado puede ser por un cortocircuito eléctrico. Es importantísimo evitar este tipo de fugas y averías ya que podría acabar provocando daños irreparables.

18. No ignorar los indicadores de alarma

No ignores los indicadores del cuadro de mando, ya que pueden avisar de problemas futuros. Aconsejamos que los indicadores sean sonoros, hasta el punto de que sean audibles también cuando el barco esté en su máxima potencia. Si los indicadores luminosos son de mala calidad o de muy bajo consumo, puede que no sean muy visibles a plena luz del día, pasando inadvertidos.

Ahora que ya conoces esta serie de consejos sobre el cuidado de tu motor, intenta ponerlo en práctica para prolongar la vida útil de tu motor.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here