Guía para el mantenimiento de baterías náuticas

429

Las baterías náuticas son esenciales en el sistema eléctrico de cualquier embarcación. Son las que proporcionan la energía al motor, las luces y electrónica, entre otros sistemas.

Por esto, el mantenimiento de baterías náuticas es una actividad obligatoria para asegurar su correcto funcionamiento, además de alargar su vida útil.

La clave para que duren más, es mantenerlas completamente cargadas. La causa más común por la que se averían es mantener la batería a un nivel de descarga profundo, pues esta se forzará para mantener la carga, y los cristales de sulfato de plomo se acumularán en el interior, provocando así, que la batería no complete su carga.

A continuación, vamos a dar una serie de recomendaciones para el mantenimiento de baterías náuticas.

Elección de la Batería Náutica

Todo empieza con una buena elección. Si decidimos invertir algo más de dinero para una batería de mayor calidad, al final saldremos ganando, pues ahorraremos en gastos por averías.

Para una embarcación de pesca o de recreo, que solo va a necesitar una batería, se recomienda una de arranque. No obstante, si se va a usar para abastecer de energía al resto de sistemas eléctricos de la embarcación, aconsejamos instalar la VEAGAM o la convencional VEDC110.

mantenimiento de batería náutica

La VETUS VESMF (SMF = Sealed Maintenance Free) proporciona una gran cantidad de energía prácticamente instantánea. Hace funcionar el motor con solo girar la llave. Sin embargo, este tipo de batería es de arranque, por lo que no está diseñada para abastecer al resto de sistemas eléctricos y de navegación.

También, puede dañarse al soportar cargas bajas durante largos periodos de tiempo. Además, si se descarga demasiado, es muy difícil que vuelva a tener la misma capacidad en un futuro. Por lo que su esperanza de vida se reduciría a un par de temporadas.

La batería VESMF proporciona una fuente de energía bastante fiable para poner el motor en funcionamiento. Sin embargo, habría que adquirir otra batería de servicio para poder suministrar de corriente eléctrica al resto de la embarcación.

La VEAGAM (AGM = Absorbed Glass Mat) cuenta con una capacidad de carga (ya sea grande o pequeña) suficiente para proporcionar energía durante varias horas. Es de doble uso, pues funciona tanto de batería de arranque como de ciclo profundo.

Si estas pensando en incluir una sola batería en tu embarcación, esta es la mejor opción. Sobre todo, porque si se realiza un buen mantenimiento, te acompañará durante muchas temporadas.

La VEDC110TC es una batería de ciclo profundo económica, pues genera una gran potencia por menos precio. Es de plomo-acido y de un solo tamaño de 110 ah.

¿Cuánto puede durar una batería náutica?

Como hemos comentado anteriormente, la profundidad de descarga es fundamental. Esto es la cantidad de energía que se agota en comparación con su capacidad total.

Consideramos que un ciclo de la batería se cumple cuando esta se ha liberado al 100% y la recargamos inmediatamente. Si este proceso se repite más de 15 veces, la capacidad disminuirá.

En el caso de que la batería disminuya hasta un 75% antes de recargarla, podría alcanzar los 500-600 ciclos, lo que equivale a 6-7 años de navegación. Por tanto, si no llega a tal punto de consumo, su duración será mayor.

Cómo mantener las baterías Marinas completamente cargadas

Para poder mantener la batería completamente cargada, contamos con dos métodos: El uso del motor a través del alternador o la conexión de la toma de puerto a un cargador a bordo.

Si escogemos esta última opción, debemos asegurarnos de que el cargador sea de buena calidad, que no sobrecargue la batería y la dañe o, en caso contrario, que no lo haga lo suficiente y provoque la pérdida de su capacidad.

Entender el proceso de suministro de una batería, nos puede ayudar a escoger un cargador de calidad. La primera fase, es masiva y rápida, lo que consigue que alcance el 80% en un par de horas. En ese momento, la tensión aumenta y la carga se ralentiza para evitar que esta sea demasiado elevada.

Entre el 80% y el 95%, se da la fase de absorción, la cual se alarga para evitar el «gaseado» provocado por una alta tensión. Por último, la fase en la que se recarga al 100%, puede durar entre 10 y 12 horas, para asegurar la salud de la batería.

Mantenimiento de Baterías Náuticas

Podemos conseguir que nuestra batería dure por largas temporadas, si seguimos los siguientes consejos:

mantenimiento de baterías náuticas semirrigidas

  • Instalar un monitor de batería: Nos ayudará a conocer el estado de carga y, por tanto, podremos arrancar el motor o dirigirnos a la toma de corriente en el momento adecuado.
  • Incorporar un desconectador principal de batería: Evitará que perdamos potencia por servicios secundarios.
  • Establecer un segundo alternador: acelerará la carga mientras los motores estén encendidos.
  • Conectar un medidor de temperatura: esto es recomendable en el caso de que usemos un cargador para alimentar la batería y nos ayudará a evitar que se sobrecaliente.
  • Mantener las baterías alejadas del calor de los motores.
  • Colocar una alfombrilla bajo la batería para evitar vibraciones.
  • Usar los mismos cables para todas las baterías: De esta manera nos aseguramos de que reciban el mismo nivel de carga.
  • No mezclar baterías: Si vamos a cambiar una porque ya haya empezado a fallar, es aconsejable cambiarlas todas. Pues esta puede afectar al funcionamiento de las demás.

Ya sabes como realizar el correcto mantenimiento de baterías náuticas. Si has tomado la decisión de incorporar dos baterías en tu embarcación, y no sabes como instalarlas, puedes visitar nuestro blog sobre «Montaje de batería doble para un barco – Todo lo que debes saber»

5/5 - (2 votos)
- Publicidad -

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca nombre