Cómo evitar o eliminar la corrosión en un fueraborda

0
668
Motor fueraborda con corrosión

Evitar la corrosión en el fueraborda es algo que resulta vital si queremos disfrutar de nuestro propulsor durante muchos años. La mayoría de amantes del mundo de las embarcaciones son conscientes de que los motores necesitan una serie de cuidados y mantenimientos temporales. El problema llega con los cuidados con cada salida al mar.

Entre los cuidados más asiduos que se realizan en cada navegación se encuentra el de endulzar la embarcación con agua para retirar los restos de sal, pero en ocasiones, se olvidan de limpiar el fueraborda.

Para evitar estos contratiempos os vamos a recomendar productos y consejos para que el motor fueraborda esté en condiciones óptimas durante cada salida.

¿Dónde se produce la corrosión?

Aunque es la sal quien suele provocar más corrosión en los componentes metálicos, el agua de lluvia o agua dulce también puede acabar dañando el motor. Este deterioro puede ser tanto superficial y visible como internos, y pueden desembocar en una avería en el motor.

El sistema de combustible, los conductos internos de agua de enfriamiento, componentes metálicos, conexiones eléctricas, entre otros, están expuestos a la corrosión. Lo que provocaría un daño que, en muchas ocasiones, resulta irreversible.

¿Cómo evitar la corrosión?

Para evitar la corrosión del fueraborda, resulta vital lavar el motor con agua fresca y limpia en torno a 15 minutos. Este procedimiento es conveniente realizarlo con cada salida.  Tras el lavado, es importante secar por completo el motor con un paño.

Esto, ayudará al sistema de refrigeración a funcionar con la máxima eficiencia al mantener los conductos de agua de refrigeración limpios. Además,  reducirá el calor en el interior del motor, por lo que es menos susceptible a la corrosión.

Fueraborda con marcas de corrosión

Pero, ¿por qué es  tan importante limpiar el fueraborda tras cada salida?

El agua salada resulta altamente corrosiva, sobre todo cuando experimenta la cristalización cuando se expone a temperaturas superiores a 170 grados. Estos restos solidificados, se acumulan en el agua de refrigeración y en el interior de los conductos del fueraborda, provocando obstrucciones.

Pero el agua salada no es la única que puede dañar el motor. Como indicamos en párrafos anteriores, el agua dulce también contiene contaminantes que pueden provocar corrosión en los fuerabordas.

¿Qué productos debo utilizar en la limpieza del fueraborda?

Para proteger y limpiar el fueraborda con total garantía lo mejor es utilizar productos especializados para dicha función. Por este motivo, os recomendamos dos limpiadores que eliminan en su totalidad los restos de suciedad, sal, cal y corrosión.

Inoxtone

Inoxtone es un limpiador que se utiliza para descalcificar, pulir y proteger los materiales metálicos con rapidez y eficacia. Entre sus características, destaca su capacidad para restaurar y eliminar el óxido en las embarcaciones.

Modo de empleo

Se puede aplicar mediante una brocha, esponja, paño o cepillo en la superficie oxidada. Se recomienda utilizar agua abundante para eliminar los restos del producto una vez empleado.

Ferrotone

Ferrotone es un producto que se utiliza tras cada salida. Su función es desalinizar y desengrasar la fibra de vidrio y metales. Destaca por crear una película que protege del polvo, aceites, grasa y suciedad externa a la que están expuestas las embarcaciones, depósito de combustible, etcétera.

Modo de empleo

El limpiador se pulveriza sobre la superficie y se aclara con agua para retirarlo. Si la mancha es resistente, se recomienda utilizar un cepillo y agua caliente.

Siguiendo estos pasos y haciendo uso de los productos indicados, el motor fueraborda quedará libre de óxido y corrosión, prolongando su vida útil durante muchos años.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here