Razones para comprar una semirrígida

1087
Razones para comprar una semirrígida

Las embarcaciones semirrígidas se han hecho un hueco en el mercado frente a las embarcaciones tradicionales. Son versátiles, rápidas y más económicas. Por ello, hoy os traemos las razones para comprar una semirrígida y aprovechar el verano.

Además, existe una amplia gama de marcas como son Semirrígidas Cobra, Narwhal, Valiant, Duarry, Zodiac, Astec, etc. Así que sigue leyendo y atrévete a entrar en el mundo de la náutica.

Antes de empezar con las Razones para comprar una semirrígida…

El concepto en si de semirrígida nació de las neumáticas tradicionales. Estas embarcaciones contaban con un tubo presurizado alrededor de una plataforma a menudo flexible. Al final es un híbrido que ha resultado una revolución para el mundo de la náutica.

A este tipo de embarcaciones también se le conoce como RIB. Estas siglas significan Rigid inflatable boat. Además, suelen llevar uno o dos motores fueraborda potentes.

Razones para comprar una semirrígida

Ligereza

Gracias a la combinación del casco rígido con un flotador perimetral supone un considerable ahorro de peso en comparación con los barcos tradicionales.

Economía de uso

Al contar con menor peso, necesitaremos menos potencia del motor, el consumo será menor y conseguiremos una mayor economía de uso.

Estabilidad

Este tipo de embarcaciones, al llevar los flotadores, proporcionan una mayor estabilidad. Y no solo eso, los tubulares protegen contra las olas y absorben mucho mejor su impacto. Esto se traduce en que se podrá conseguir una mayor velocidad.

Razones para comprar una semirrígida

Maniobrabilidad

Al ser embarcaciones mucho más ligeras gracias a sus flotadores, mejorará la maniobrabilidad de navegación.

Razones para comprar una semirrígida

Versatilidad

Una de las ventajas más destacadas de este tipo de embarcaciones es su versatilidad. Se adaptan a cualquier tipo de necesidad: charter, salvamento, submarinismo, navío de recreo, etc.

Además, es una embarcación muy presente en los organismos de defensa, salvamento y seguridad.

Capacidad

Gracias a su ligereza y flotabilidad, permiten una mayor capacidad de carga que una embarcación rígida. Son muy configurables gracias a esta ventaja, ya que podremos añadir asientos para el transporte de pasajeros, toldos bimini, cabinas y todo tipo de complementos.

Seguridad

Además de la propia protección que ofrecen los flotadores, las embarcaciones semirrígidas son prácticamente insumergibles. Esto se debe a que los flotadores cuentan con cámaras independientes, lo que implica que en caso de desinflado accidental no se pierde presión en todo el tubular.

Artículo razones de semirrígidas

Portabilidad

Las embarcaciones semirrígidas además de ser ligeras, cuentan con la ventaja de que los tubulares se pueden deshinchar por lo cual, son mucho más sencillas de transportar en los remolques náuticos.

Mantenimiento

Si cuidamos bien nuestra embarcación semirrígida, ésta tendrá una excelente longevidad. Los tubulares son el elemento de este tipo de embarcaciones que más sufren, pero estos se pueden remplazar.

Personalización

Las embarcaciones semirrígidas son muy personalizables. Podemos personalizar desde el casco hasta los tubulares del navío. Además, le podemos añadir todo tipo de accesorios como pueden ser los toldos bimini o toldos t-top, tambuchos, bitas, refuerzos, etc.

Razones para comprar una semirrígida

Si te ha gustado este artículo, no te pierdas los tipos de instalación de motores fueraborda. En él podrás conocer 4 tipos de montaje de dichos motores.

¿Qué opináis de las embarcaciones semirrígidas? ¡Esperamos tu opinión!

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here