Cómo instalar una Bomba de sentina en tu embarcación

12366

Es fundamental contar con una bomba de sentina en buen estado en nuestra embarcación, ya que existen muchas formas de que entre agua en nuestro barco (lluvia, un golpe de mar, una escotilla en mal estado, una vía de agua,…), eso sin tener en cuenta los imprevistos que pueden surgir en alta mar. Por tanto, sea el barco que sea, deberá contar con una bomba de achique.

Es primordial para la flotabilidad, la seguridad y el mantenimiento del barco, ya que el agua que entra en el barco se va acumulando en su parte más baja, llamada sentina. Además se debe evitar poner carga en esta zona, por lo que se debe asegurar que esta agua acumulada es achicada, porque si se acumula sin control, supondría un peligro para la estabilidad de la embarcación.

Si existe un importante nivel de agua dentro de la embarcación, puede tratarse de un problema: daños en el casco, fugas en alguna canalización, obstrucción de drenajes, etc. Una vez detecte el agua es necesario evacuarla, ya que lo habitual es que siga entrando y se puede llegar al punto en el que sea demasiado tarde. En el caso de contar con varios compartimentos, cada uno debe tener su propia bomba, en el lugar más bajo de la sentina deben ser fácilmente accesibles para efectuar tareas de reparación y mantenimiento.

Las características y cantidades de bombas de sentina dependerán de cada embarcación en particular y, sobre todo, del tipo de navegación que realice.

Según la Orden del Ministerio de Fomento que determina el número mínimo de bombas a instalar dependerá de la zona de navegación:

Zona de Navegación 1, 2 Y 3.

  • 1 Bomba accionada por el motor principal o por otro elemento eléctrico.
  • 1 Bomba de accionamiento manual.
  • 2 Baldes para el achique.

Zona de Navegación 4, 5 Y 6.

  • 1 Bomba de accionamiento manual.
  • 1 Balde para el achique.

Zona de Navegación 7.

  • 1 Bomba de accionamiento manual.

El caudal de agua que entra aumenta con la profundidad debido a la presión y al tamaño de la rotura. Para tener una idea de agua que puede entrar en nuestra embarcación, se estiman en casi 60 litros por minuto el agua embarcada por una rotura de forma circular de 2,5 cm de diámetro a 30 cm por debajo de la línea de flotación, llegando a casi 1.200 litros por minuto en el caso de una rotura de 44 cm cuadrados a 1 m de profundidad.

Cuando el agua entra, tiende a ir siempre hacia abajo, en este caso, a la sentina. Desde aquí comenzará la tarea de achicamiento para evitar que la cosa llegue a mayores.

Las bombas de sentina manuales suelen colocarse en el exterior, cerca del timón y sobre todo en barcos de vela. Los bombeos se realizan de manera manual, así que el cálculo de lo que puede llegar a evacuar por minuto la bomba dependerá del aguante de cada persona.

Por supuesto, llevar a bordo una bomba de sentina manual es siempre una buena idea, sea cual sea nuestra embarcación, ya que no sabemos con seguridad si en algún momento cualquier otro método va a fallar y tenemos que echar mano de ella como último recurso.

Consejos y recomendaciones

  • Comprobar el funcionamiento de la bomba de sentina de forma periódica.
  • Contar siempre a bordo con una bomba de repuesto.
  • Lo ideal es que la bomba sea fácilmente desmontable. Pues si sufre una avería en plena navegación, poder reemplazarla fácilmente.
  • No vendría mal contar con una Bomba de achique en seco, a poder ser con un tubo largo y un filtro en el extremo, para poder achicar agua de cualquier parte del barco.
  • Mantener correctamente engrasadas todas las válvulas para que giren adecuadamente.
  • Conviene lavarla alguna que otra vez con agua dulce para que no se corroa con la sal del mar. Las hay desmontables que permiten quitarlas para limpiar.
  • Vital si de seguridad estamos hablando, comprobar que no haya óxido y corrosión, si damos con una bomba que ya venga protegida contra este problema, mejor. Con ello, pueden soltarse las abrazaderas que sujetan la manguera.
  • Comprobaremos ocasionalmente que se active de forma correcta, ya sea manual o automática y que no tenga fugas.
  • Comprobaremos también regularmente el estado de los cables eléctricos que activan la bomba.

Colocación e instalación de la bomba de sentina manual

Primero debemos informarnos bien antes de comprar una bomba, del caudal que es capaz de achicar por minuto.

En caso de poner dos bombas, se recomienda poner una en el centro del barco y otra en la popa.

Si es eléctrica irá colocada en la sentina en la parte de popa y conectada a la batería.

Hay barcos que tienen incorporado un compartimento justo por encima de la sentina, lo suficientemente bajo para colocar la bomba de achique. Otros traen un compartimento específico para ella.

Ésta se coloca en la popa, porque al llevar aquí el motor, hay más peso, entonces por inercia el agua se acumulará en la popa.

Si por seguridad, como refuerzo queremos poner más de una bomba de achique, podemos ponerla pero se suele hacer solo y normalmente en barcos más o menos grandes. En barcos de hasta 10 m con una será suficiente.

Para colocarla e instalar la bomba de achique simplemente la atornillaremos bien fija al casco. Le colocaremos una manguera correspondiente a su diámetro y para más seguridad le pondremos unas abrazaderas en la boca de salida del agua.             

Después la conectaremos a la batería y luego lo conectaremos a un interruptor fijado en el cuadro de mando, en una zona que no moleste y de fácil acceso. El cableado de la bomba a la consola tiene que ser lo más limpio posible y que no nos moleste a la hora de pasar, étc., y para evitar enredos con el cable. Podemos aprovechar la guía que normalmente llevan para los cables de motor.

Colocación e instalación de la bomba de sentina automática

La instalación de la bomba de achique automática está compuesta de dos elementos:

  1. El elemento automático: Directo a la batería y dotado de un flotador en posición de apagado cuando el flotador es cero.
  2. Bomba de achique: Elemento de activación que va directamente al selector de baterías mediante un interruptor de encendido y apagado. Siempre es recomendable aunque no sea necesario el elemento automático.

Estos elementos se encuentran protegidos por fusibles independientes tarados en función del amperaje de cada uno de ellos. Se situará en la parte más inferior de la embarcación (parte inferior de la sentina), funcionan de 12 a 24 voltios y hay varios modelos dependiendo del caudal de extracción.

En el caso de instalar más de una bomba, deben ir separadas e independientes unas de otras, de la misma forma que su protección, fusibles e interruptores deben ir separados.

Es recomendable que la salida del agua esté por encima de la linea de flotación para mayor seguridad con los menos metros de manguera posibles, ya que ésta sobreesfuerza el bombeo de la bomba y siempre, con válvula de no retorno, elemento de seguridad que imposibilita la entrada de agua a la embarcación en caso de que al pasacascos, situado por encima de la linea de flotación le entre agua, bien por escora o por exceso de desplazamiento.

En cuanto a labores de mantenimiento, sólo se necesita limpiar periódicamente la sentina para no ocasionar obstrucciones en la bomba y bloqueos del automático.

No olvides que en nuestra Tienda Online náutica puedes encontrar bombas de achique de buena calidad a buen precio.

5/5 - (1 voto)
- Publicidad -

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, introduzca nombre